Errores comunes de los programadores freelance

Primero vale aclarar lo que es un un freelance, un freelance es una persona que recibe un trabajo por encargo que va a recibir un pago acordado. Una vez terminado el trabajo, entregado y pagado, termina la relación con el cliente.

A fines prácticos es un trabajador temporal que no guarda relación laboral con la empresa o cliente que lo contrata y que por lo general puede realizar el trabajo desde su casa.
freelance errores

Errores comunes de los programadores Freelance

  • No decir “NO”. Normalmente los programadores tienen experiencias previas en ciertas tecnologías y lenguajes de programación, herramientas, entornos de desarrollo, etc. Pero si llega un trabajo con elementos desconocidos para nosotros muchas veces aceptamos ese trabajo, pensando aprender lo que no sabemos por el camino. Esto sólo resulta en un trabajo más difícil de lo necesario con el peligro de no cumplir las expectativas del cliente.
  • Enfocarse en el dinero. Si alguien nos dice queremos que hagas este trabajo, mentalmente calculamos un costo que vaya acorde al mercado y a las posibilidades de ese cliente específico. Lo ideal sería pensar en todos los detalles que importan, como el grado de dificultad, tiempo de desarrollo, tiempo disponible, datos necesarios para completar el trabajo, trabajos que tenemos que entregar antes, etc, es decir no sólo pensar en el dinero que vamos a ganar sino en todas las implicancias que va a significar aceptar dicho trabajo.
  • No estar pendientes de los pagos. Esto es un trabajo como cualquier otro y hay que tener en cuenta tanto el anticipo(pago inicial) como el pago del saldo restante al momento de entregar el trabajo. Los pagos deben ser puntuales y debemos enviar recordatorios hasta que se concrete el pago. Es muy fácil olvidar hacer un pago ya que no es una necesidad para el cliente, pero si lo es para el freelance hacer el cobro respectivo.
  • No cuidar tu reputación. Tener clientes satisfechos es la mejor publicidad que se puede tener, basta una mala referencia para sembrar dudas en las personas. Recordemos que siempre preguntamos por referencias, ¿Qué tal trabaja?, si nosotros lo preguntamos, también lo hacen los clientes. Es por ello que también debemos aceptar trabajos en los que sabemos que vamos a quedar bien y no recibir misiones imposibles.
  • No especificar el alcance del trabajo. Otro punto a tener en cuenta es limitar bien los alcances del trabajo, es decir, especificar que abarca el trabajo y que no abarca. Por ejemplo si va a incluir el diseño o no, si incluye hospedaje y por cuanto tiempo, si va a ser administrable, si va a tener soporte, etc. De modo que no haya malos entendidos y el cliente no pida características adicionales infinitas por el mismo precio.

Si eres freelance y no cometes ninguno de estos errores, vas por buen camino, te deseamos toda la suerte en los trabajos que tengas.

Visto en Geeksroom.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *